Idiomas auxiliares: un mundillo que hay que conocer

20/09/2010

La mayoría de la gente que me conoce no sabe que tengo un gusto por los idiomas auxiliares. Son idiomas que a la gente se le ha ocurrido armar para, entre otras cosas, ayudar a la gente a comunicarse, usando un idioma simple de aprender.

Los inicios

Los primeros intentos de idiomas auxiliares fueron realmente muy poco conocidos, con nombres que oscilaban entre el Ro y el Carpophorophilus. El idioma auxiliar más antiguo que sigue en uso (por más de una persona, al menos) es el Volapük, un idioma con fuerte influencia germánica (y con un derivado más cercano al latín, llamado Idiom Neutral), cuya creación tiene una historia muy peculiar: un sacerdote de apellido Schleyer soñó que Dios lo había mandado a crear un idioma para que la humanidad se entendiera. Y tuvo bastante éxito, al menos hasta que llegó otro mucho más famoso.

Zamenhof: El Esperanto y los esperantidos

Ludwig Zamenhof era un doctor polaco (más precisamente un oftalmólogo) que, por alguna razón, se le ocurrió también crear una lengua auxiliar. Su resultado: el idioma Esperanto, del cual usted quizá haya oído hablar, más que nada porque actualmente es el más famoso. Lo que no es mucho decir, porque lo habla un millón de personas cuando mucho, y de esas, sólo diez mil lo hacen con fluidez. El idioma de Zamenhof es fonético (no como el inglés, donde cada letra puede pronunciarse de muchas formas distintas), y absolutamente regular (tanto así, que para incorporar una palabra al idioma, ésta debe ser modificada). Aparte de algunos problemas (como la falta de un género neutro, o el uso de letras que no están disponibles en la mayoría de computadoras), ha logrado tener una fanaticada casi religiosa, así como diversos congresos anuales a los que asiste gran cantidad de público.

Será un idioma popular, pero muchos notaron que tenía varios defectos. Por ello, no mucho tiempo después de la creación del esperanto, un grupo se reunió para hacer reformas diversas al idioma, del cual surgió el idioma Ido. Este (cuyo nombre proviene de la raíz esperantida para “descendiente”) se basa en el alfabeto “inglés” (sin circunflejos, ni tildes, ni nada), los sustantivos son neutros por defecto, y los vocablos que se habían incorporado con fonología errónea en el esperanto fueron corregidos, o sustituidos por raíces latinas. A pesar de los importantes cambios, la fama del Esperanto le ganó, e hizo que el Ido quedara relegado a unos cien hablantes alrededor del mundo hoy día.

También surgieron otros derivados del esperanto: el Novial, desarrollado por el lingüista Otto Jespersen, el cual tenía varias incorporaciones de los idiomas germánicos; el Fasile, con una gramática simplificada; el Romániço, que está en un punto intermedio entre el esperanto y el latín; y el Omnial, creado como lengua franca de una isla ficticia donde llegaban náufragos de varias embarcaciones.

Los latinidos

El latín fue el idioma usado en todo el antiguo Imperio Romano, el cual abarcó la mayoría de Europa Occidental. De hecho, el español, el italiano, el portugués, el francés, y otros idiomas más están basados en el latín. Es razonable, entonces, pensar que un idioma basado en el latín simplificado sería un excelente idioma auxiliar, al menos en Europa, donde la mayoría de habitantes podrían entenderlo sin requerir cursos previos. Pero si tomamos en cuenta que los países europeos colonizaron gran parte del planeta, impregnando a muchas culturas con su idioma, la cantidad de posibles hablantes aumenta significativamente.

El latinido más famoso es el Interlingua, el cual tiene un vocabulario basado en el latín, y una gramática basada en los principales idiomas de Europa, inclusive los no latinos como el inglés y el alemán. El Interlingua, a su vez, se basa en el llamado “Latino sine flexione”, que es básicamente el latín puro, pero sin conjugaciones. Existe también otro proyecto denominado Occidental, muy similar al interlingua pero aun más simplificado.

Idiomas lógicos

Entre los idiomas más curiosos de la lista, están los idiomas lógicos: lenguajes basados en la lógica de predicados, que procuran ser totalmente inambiguos, y que por lo mismo ocupan que quienes los aprendan deban mentalizarse para un paradigma idiomático diferente, lo cual suele ser complicado. El primero en surgir fue el Loglan, posteriormente sustituido por el Lojban. Eventualmente también apareció un derivado denominado Ceqli, con el objetivo de tener un vocabulario todavía más internacional.

Idiomas simples

Existen idiomas intencionalmente simplificados (algunos sin tan siquiera vocablos para los números más allá del dos), que también implican un cambio de paradigma, pero su objetivo es que las personas piensen en forma más simple, como una especie de zen. Entre ellos está el Toki Pona, el Bon Wen (que incluso tiene una fonética simplificada y hasta ambigua si se quiere), y el Ta Lo Ne (que tiene la asombrosa cantidad de sólo 31 palabras monosílabas como vocabulario, la mayoría con significados tremendamente amplios).

Pidgin y worldlangs

Un pidgin es un idioma que surge en forma natural (en el sentido de que no es creado por un organismo), usando uno o más idiomas como base, y con una gramática altamente simplificada. Entre estos están el idioma indonesio (alias “Bahasa Indonesia”), el criollo haitiano, el papiamento, el bislama y el tok pisin. Al ser un idioma simplificado en forma natural, es lógico pensar que esta estructura pueda servir de base para crear una lengua auxiliar; por ejemplo, la Lingua Franca Nova está basada en el latín, y tiene la peculiaridad de que sus palabras pueden funcionar como verbos, sustantivos, o adjetivos sin tener que agregar ningún sufijo ni partícula. El Glosa, a su vez, está basado en el idioma griego pero simplificado.

Un pidgin también resulta ser una excelente base para un worldlang, o “idioma mundial”, en el sentido de que procura incorporar vocabulario de tantos idiomas como resulte posible. El NeoPatwa tiene un método similar a la Lingua Franca Nova, pero incorpora un vocabulario extraído de gran cantidad de idiomas. Especial mención me merecen la Lingwa de Planeta, un idioma que además de mundial, resulta ser tremendamente compacto y bien sonante; y el Algilez, que aunque tiene como base el inglés, hace uso de un alfabeto (basado en un círculo dividido en seis secciones) que procura ser una alternativa neutral al alfabeto latino.

Idiomas indoeuropeos

Para los que no lo sabían, el primer idioma del que se tiene constancia es el idioma indoeuropeo, del cual se basan la mayoría de idiomas de Asia y Europa. Podría incluso decirse que fue el idioma que todos hablaban antes de aquel incidente en la Torre de Babel, pero esa es otra historia. Lo cierto es que, dado ese dato, un idioma basado en el indoeuropeo podría ser un buen candidato a idioma auxiliar; es más, una versión “renacida” del indoeuropeo procura exactamente eso, pero desafortunadamente es tan difícil como un idioma natural. Lo mismo puede decirse del Sambahsa, pero este tiene el detalle de incluir palabras de otros idiomas, acercándose un poco más a un worldlang.

Idiomas a priori y artísticos

Los idiomas anteriormente mencionados se basan, de una forma u otra, en otros idiomas previamente creados, lo que en jerga lingüística se denomina “a posteriori”. También hay idiomas auxiliares cuyo vocabulario y gramática fueron creados de cero, lo que es bueno porque no depende de ningún otro idioma, pero malo porque nadie lo conoce, y a nadie le parece lo suficientemente natural; a estos se les llaman idiomas “a priori”. Un ejemplo de este tipo de idiomas es el Kotava.

También existen los llamados “idiomas artísticos”, creados por motivos más estéticos que auxiliares. Entres estos destacan el Klingon (creado para la saga de Star Trek), el Na’vi (creado para la película Avatar), y los diversos idiomas que creó J.R.R. Tolkien, quien dicho sea de paso, era amante de crear idiomas, de preferencia eufónicos. A pesar de que no fueron creados para ser hablados por el público en general (muy en especial el Klingon), tienen gran cantidad de hablantes, e inclusive se realizan convenciones, obras de teatro y libros en esos idiomas.

Concluyendo

Espero que les haya sido interesante este artículo. Mis favoritos personales (más que nada por simplicidad, consistencia y vocabulario) son el Ido, la Lingwa de Planeta, y el Omnial, pero si desean aprender un idioma que mucha gente use, pueden empezar por el Esperanto, y posteriormente seguir con los otros que recomiendo. Y si se me escapó citar algún otro idioma auxiliar, les recomiendo que escriban en los comentarios. Ahí abajo, exactamente.

25 comentarios to “Idiomas auxiliares: un mundillo que hay que conocer”


  1. Interesante, definitivamente.


  2. […] more here: Idiomas auxiliares: un mundillo que hay que conocer VN:F [1.9.4_1102]Rate it !wait…Rating: 0.0/10 (0 votes cast) If you enjoyed this article, […]


  3. […] Idiomas auxiliares azkware.wordpress.com/2010/09/20/idiomas-auxiliares-un-mu…  por exexmeneante hace 2 segundos […]

  4. txtank Says:

    El E-Prime, que aunque no es un idioma auxiliar si que supone un avance en cuanto al uso del idioma para expresar maneras diferentes de pensar y de referirse al mundo.

  5. carocr Says:

    Qué interesante… gracias por recopilarlo🙂

  6. Novatago Says:

    No te has documentado suficiente o has querido resumir demasiado lo que hace que haya errores con respecto a los esperantidos y que des una idea del Esperanto y de la gente que lo habla que no se corresponde a su compleja realidad.

    • arkblitz Says:

      Ah cierto. Eventualmente haré una revisión del artículo y agregaré vínculos donde lo vea razonable. Mientras, acá una página muy completa sobre los defectos del esperanto:
      http://www.xibalba.demon.co.uk/jbr/ranto/
      PD: Aclaro de una vez que era idista (como en “seguidor del idioma Ido”), pero luego me pasé a la Lingwa de Planeta (actualmente aprendiéndola).

      • Novatago Says:

        No seré yo el que diga que el Esperanto es perfecto pero no entiendo esa obsesión de hacer notar los defectos, cuando para empezar aun siendo el más conocido, sigue siendo desconocido.

        El Esperanto tiene defectos. Lo que aparece en esa página es una visión subjetiva de alguien al que es evidente que no le interesa que el Esperanto llegue más lejos.

        La cuestión no es si es perfecto. No lo puede ser y ningún otro lo será. Siempre habrá alguien dispuesto a hacer una crítica destructiva. La cuestión es si tiene importantes ventajas que marquen una diferencia, que efectivamente las tiene y si funciona en el mundo real, cosa que así es y el que quiera comprobarlo, puede hacerlo.

      • Novatago Says:

        ¡Ah por cierto! En relación a tu decisión de apoyar un idioma u otro. Si crees en la utilidad de un lengua auxiliar que resulte más fácil de aprender ¿qué crees que es más útil: que haya muchos grupos pequeñitos que no llamen la atención o uno grande que resulte visible? No me opongo a las otras alternativas pero si vamos cada uno por nuestro lado al final tenemos muchos caminos que no conducen a sitio alguno.

      • arkblitz Says:

        En fin… no dejas de tener razón pero si vamos a elegir un idioma mundial, es preferible reformarlo y quitarle posibles inperfecciones antes de imponerlo al resto del mundo. Por ejemplo, como miembro de la comunidad de Lingwa de Planeta, a menudo leo diversas propuestas de elementos que se pueden corregir o agregar, y lo discutimos civilizadamente hasta llegar a un consenso. No como el esperanto, cuya normativa (desafortunadamente) fue creada por una sola persona (Zamenhof) sin hacer consultas a organismos especializados (aunque he de aceptar que a principios del siglo XX no existían). En el caso de la reforma al esperanto (hablo del ido), sí hubo un organismo a cargo de postular, comentar y finalmente aprobar las diversas reformas, y por lo mismo lo considero una mejor alternativa, aunque lamentablemente ha sido opacada por el esperanto (y, hay que decirlo, la campaña que han hecho uno contra el otro en el pasado, al punto que hoy el idismo es considerado un insulto para los esperantistas).

      • Novatago Says:

        Creo que tienes la ideas algo liadas. Zamehof sí pidió ayuda y siempre fue su intención que algún organismo se implicara en la tarea, hasta el punto de estar dispuesto a abandonar su proyecto si alguien lo tomaba en serio. Tanto es así que dejó que la parte él simplemente no podía crear por falta de tiempo, la creara la comunidad.

        El problema no fue él sino una parte de la comunidad que, para mi no tan desafortunadamente, se negó a aceptar los cambios que introducía el Ido.

        El Ido no introdujo mejoras notables y sin embargo produjo un cisma que ejemplifica lo que te he dicho antes de la existencia de muchos grupos pequeños y en el caso del Esperanto supuso un freno muy grave a su expansión.

        Lo de corregir imperfecciones en principio es una buena idea pero a la larga es un error que impide que el idioma se desarrolle como tal. Por muy civilizadamente que se discuta, creo que el Esperanto es la prueba de que la gente nunca, deja de proponer cosas. Siendo así ¿cuando podemos tener una gramática definitiva? ¿Cada 5 años hay que estar reaprendiendo cada “buena” idea que alguien ha tenido para mejor? Ya es bastante difícil proponer (no imponer) un idioma que sí lo es, como para que encima a la gente le de todavía más la sensación de que no esté terminado.

    • arkblitz Says:

      Bueno, todo idioma está en constante evolución. Siempre se están inventando palabras, y existen los dialectos, así que es razonable que un idioma artificial tenga también esa flexibilidad. Y no es como que un cambio o dos cada cinco años sean tan graves, siempre y cuando el cambio pueda convivir con el original (como ocurre con el antiguo castellano y el español actual, por ejemplo).
      Algo que he notado es que la mayoría de esperantistas de nuestra época han sido adoctrinados para odiar el idismo. Lo ven como una banda de traidores que desean causar revuelta. Y lo acepto, en su momento la causaron, ¿pero cincuenta años después y seguir con rencillas? Mejor no.

      • Novatago Says:

        El Esperanto también está en constante evolución y tiene esa flexibilidad de la que hablas a pesar de que el fundamento sea intocable. Que su fundamento sea intocable, no quiere decir que sea una lengua rígida y carente de evolución, eso solo puede pasar si no tiene hablantes.

        Por otro lado, una cosa es evolucionar y otra proponer cambios. Los reformistas quieren cambios a su gusto. A veces ni se paran a pensar si ese cambio ofrece una ventaja auténtica. Para muchos de ellos es o el cambio, o nada. No creo que sea una actitud muy razonable. Tú hablas de un cambio o dos pero la realidad es que si se tomara en serio cada proposición de cambio, el Esperanto seguiría añadiendo y quitando reglas y hoy en día no se parecería en nada al original; con lo cual, los que empezaran aprenderlo hoy, aprenderían una gramática distinta a la de hace 50 años y se perdería su utilidad. Además creo que tu ejemplo del castellano antiguo y el moderno no es muy bueno. He conocido gente que es incapaz de entender un texto en castellano antiguo y a veces no tan antiguo.

        Esa idea del adoctrinamiento para odiar el Idismo es simple y llanamente falsa. A mí no me ha adoctrinado nadie, ni a favor del Esperanto ni en contra del Idismo. Es fácil entender por qué eso simplemente no es así: hoy en día solo algunos de los aficionados a las lenguas auxiliares (que no es lo mismo que estar a favor de una lengua auxiliar concreta) tienen en cuenta el Ido y en general no pretenden usarlo en el mundo real. Es decir, no es un competidor. La segunda razón es que la mayoría de la gente que aprende hoy en día Esperanto con intención de usarlo o no, lo hace por internet y con frecuencia pidiendo y recibiendo ayuda de muchas personas diferentes. Eso sin mencionar que cada uno es libre de informarse y opinar lo que le parezca acerca del Ido según esa información (como hiciste tú mismo). Con lo cual, la idea del adoctrinamiento, está básicamente en tu cabeza. Lo de las rencillas, quizá lo hayas percibido tú, porque decidiste cambiar al Ido y encontraste incomprensión que quizá interpretaste como intolerancia. No sé que tiene de raro que los que apoyan el Esperanto no apoyen tu decisión de apoyar otro idioma. Seguro que en su momento los idistas no pretendían cometer un acto de traición pero a la vista está que su decisión fue perjudicial para todos. Tampoco es raro que eso no recuerde como un hecho feliz.

        Por último y sin intención de molestarte: la wikipedia dice que el Ido no solo se creó hace mucho más de 50 años (1907) sino que también entró en decadencia hace más de cincuenta años.


  7. Hola Carlos !

    Espero que el Sambahsa no sea tan dificil como el idioma indoeuropeo original !🙂

    Olivier

    • arkblitz Says:

      Gracias por el mensaje. Por cierto, Olivier Simon es un lingüista cuyo doctorado consistió en una versión “revivida” del indoeuropeo, que vino a convertirse eventualmente en lo que hoy es el idioma Sambahsa (edición: resulta que NO fue su doctorado, sólo un proyecto personal). Bastante bonito, pero un poco complicado.


      • Mi doctorado estaba en derecho international pùblica; no tenìa ninguna relaciòn con la lingüistica.
        Estoy preparando un gran diccionario sambahsa-inglés de 200 pàginas.

  8. Tony Sar Says:

    La mayor parte de sus afirmaciones sobre el Esperanto no tienen ninguna consistencia lingüística. Para tener una idea neutral sobre el Esperanto hay que leer a Umberto Eco en “La búsqueda de la lengua perfecta” o a Arika Okrent en su libro “In the Land of Invented Languages” Esos si son estudios objetivos. Sus observaciones no tienen base ciéntífica y sólo son generalidades aplicables a multitud de lenguas de todo tipo. Es evidente su odio a toda lengua que no sea la suya o las de sus preferencias. Siga el ejemplo de la Asociación Universal de Esperanto que en colaboración con ONU y UNESCO luchan por los derechos lingüísticos universales y defienden las lenguas minioritarias o en peligro de extinción. Todo lo contrario de su blog que sólo tiene fines destructivos, antidemocráticos y vilmente nacionalistas.

    • arkblitz Says:

      A. No odio las demás lenguas, sólo siento que no son suficientemente adecuadas.
      B. No tengo fines destructivos ni nacionalistas (¡ni idea de dónde sacaron eso!), sólo quiero dar una rápida muestra de otros idiomas.
      C. Simplemente creo que el Esperanto no es lo suficientemente apto como lengua universal. Honestamente el Ido tampoco, y mucho menos el Interlingua: todos son muy europeos. Por lo mismo me estoy pasando a la Lingwa de Planeta.
      D. Empiezo a sospechar que los esperantistas son poco tolerantes a otras auxilenguas en general… ni idea de dónde lo sacan, a más de un siglo de su fundación.


      • En lo concierne al libro del Señor Eco, la parte sobre las lenguas artificiales modernas carece de seriedad. Se concentra sobre el esperanto y casi no cita los otros proyectos importantes como Ido, Occidental o Interlingua… No veo donde està el “fin vilmente nacionalista” (sic !) del blog de Carlos (un punto Godwin ! Un !). Si él estuviera “nacionalista”, él no defenderìa un proyecto menos romànico !
        (PS: el diccionario sambahsa-inglés es finido. Lo publicaré en dos dìas !)

      • Novatago Says:

        No comparto la forma de Tony Sar de expresar su opinión pero arkblitz, confundes (y esto sí lo has demostrado ya en varias respuestas) entre ser intolerante con respecto a otros proyectos y dejarlos de lado. Una cosa es apoyar el Esperanto y otra que sea que obligatorio que te interesen o incluso que te tengan que parecer bien otros proyectos, solo porque te interese el Esperanto.

        Puede que no odies el Esperanto pero utilizar la frase “fanaticada casi religiosa” y mandar un enlace donde se recomienda no aprender Esperanto solo porque no es como a algunas personas le gustaría, no muestra aprecio precisamente. Es cierto que hay extremistas pero no es lo general aunque como siempre sean los que más llamen la atención.

        Hay otra cosa que no has dicho y está claro que no la dices porque no te interesa: el Esperanto (a pesar de sus defectos) tiene suficientes virtudes como para haberse desarrollado ya completamente y está en uso en el día a día de muchas personas. Las otros proyectos no han llegado tan lejos; no digo que no puedan pero de momento no están a la altura del Esperanto.

        Por último con respecto a la neutralidad, un idioma puede ser 100% neutral. A mi eso no me cabe la menor duda pero el idioma 100% neutral, salvo que de base sea adoptado de forma oficial por estados e instituciones, no llegará a sitio alguno porque la gente necesita puntos de referencia que un idioma 100% neutral no puede tener, como para considerarlo, en principio, sencillo de aprender. Lingwa de planeta veo que se escribe con caracteres latinos… tampoco es suficientemente neutral ¿no?

      • Novatago Says:

        Por si alguien quiere comprobar si los que apoyan el Esperanto son intolerantes a otros proyectos o no, pueden leer (en Esperanto) este artículo sobre LidePla: http://www.ipernity.com/blog/96611/236011 Me ha resultado interesante el punto de vista del escritor.

        También quería aclarar que cometí un error en mi último comentario. Donde dice “neutral” tendría que decir “europea”.

        Yo sigo pensando que es mejor no disgregarse solo por apoyar ideas sobre como debería ser la lengua auxiliar, dejando así de lado la idea principal.

    • Rodrigo Says:

      Que “gracioso” comentario.

      Yo me acerqué a esto de las lenguas artificiales “serias” por Ido, dado que lo encontré mucho más fácil de aprender que esperanto. Aún así no me siento “Idista” por el echo de saber ese idioma, así como no me siento “Españolista” por saber español. Supongo también que nadie se siente “English-ista” por saber inglés .

      Sinceramente no entiendo eso de sentirse “esperantista”, es sólo un idioma y es evidente que tiene falencias. De tu comentario puedo confirmar algo que vengo leyendo de hace rato, que el esperanto adoctrina a la gente ¿Por qué será? ¿Kokodrili?

      Algo que no me gusta del esperanto es que no sólo es un idioma, es una cultura, incluso para muchos una forma de vida. Eso de los congresos, el pasaporte, las zemanofadas, etc. lo han transformado en un grupo humano que se identifica con los demás dentro del “club”.

      Para mí un idioma internacional debería ser algo como el inglés, la gente lo aprende porque es útil y nada más, pero intenta no apegarse a la cultura anglosajona ni a la cultura inglesa. Ido podría cumplir muy bien ese papel, porque hasta ahora no existe una cultura Idista. Si se llegase a crear, entonces ya no estaríamos frente a una herramienta neutral.

      Aunque yéndome al neutralismo extremo, debo reconocer que esto de las lenguas artificiales es parecido a los lenguajes de programación, puedes saber varios, pero inevitablemente te casas con uno. Quizás por eso reaccionas así… ofendimos tu novia😄.

      Opinión personal.

      /**
      * nota mental:
      * “vilmente nacionalistas” jajajaajajaja
      */

  9. lawra Says:

    pero si el esperanto casi nadie lo habla… creo que es de los idiomas menos hablados del planeta… que la lengua auxiliar mas conocida si, pero igual casi nadie lo habla/le interesa (y conste que yo lo estoy estudiando)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: